Alimentar y ayudar a eructar al bebé


Alimentar y ayudar a eructar al bebé
Una vez haya decidido la decisión referente a la alimentación del bebé (si prefiere darle el pecho o el biberón). ¿Cómo sabrá cuando el bebé tiene hambrte y hay que darle de comer? Pués bien, existen algunas señales que le indicarán cuando el pequeño tiene hambre: Su bebé le indicará que tiene hambre llorando, llevándose los dedos a la boca o emitiendo los sonidos que se producen al succionar.
Probablemente , sobre todo si es primerizo, le sorprenderá lo frecuentemente que necesitan alimentarse los recién nacidos. Por lo general, se recomienda alimentar al bebé cuando parezca tener hambre, lo que se conoce como "alimentación a demanda".

Un recién nacido puede necesitar alimentarse cada 2 horas o quizás más a menudo. Si usted ha optado por darle el pecho, deje que el bebé mame de cada seno durante unos 10 a 15 minutos. En algunos casos el bebé es posible que se quede dormido, entonces no sabrá si está comiendo o no. Esto no pasa con el biberón, resulta más fácil saber si está tomando algo y cuanto a tomado (entre 50 a 90 ml de leche cada vez.)

Frecuentemente, los bebés, tragan aire durante las tomas, lo que les puede provocar inquietud y dolores de tripita. Puede evitar esto ayudando a eructar al bebé frecuentemente. Se recomienda hacerlo eructar varias veces durante y después de alimentarlo. Se le debe sentar derecho, sosteniéndole la cabeza con la mano; permitir que se incline un poco, doblando en la cintura La posición erguida mueve el aire hacia la parte superior del estómago y la inclinación hacia adelante hace que se ejerza un poco de presión sobre el estómago para expulsar el aire, ayudando al bebé a eructar.

Otro consejo para ayudar a eructar al bebé es un buen masaje de la tripa antes de cada toma y procurar que no tengan congestión nasal para que pueda respirar bien mientras se alimenta.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...